Impresion 3D en la Industria Automotriz: Repuestos

Caso de Exito - Repuestos Impresos en 3D ahorran hasta un 600% los costos.

Ventas

 

A continuación, presentamos el caso de éxito para uno de nuestros clientes. Tras una investigación de soluciones posibles para los repuestos en el sector automotriz, encontró que había muy buenas aplicaciones de la impresión 3D en este preciso nicho de mercado, generando un mejoramiento en la eficiencia de procesos, al igual que un ahorro significativo en los costos del mismo.

 

CASO DE ÉXITO – SECTOR AUTOMOTRIZ

Esta historia tiene lugar en el almacén de repuestos para una marca automotriz muy importante en Colombia y reconocida a nivel mundial. Se trata de un problema muy significativo y frecuente para nuestro cliente. 

Bloque de imagen y texto

En la primera imagen se puede apreciar una pieza, señalada con una flecha amarilla. Esta pieza por muy inofensiva que parezca, representa el dolor de cabeza para muchos de los concesionarios de la marca. Se trata de una pieza que casi nunca se daña, pero que cuando se daña causa problemas, porque es de vital importancia para el conductor, ya que esta es la pieza que no sólo regula el espaldar del asiento del conductor, sino que a su vez, lo mantiene fijo en la posición a la que lo hayan ajustado. Sin esta pieza, frenar sería algo muy peligroso al igual que conducir. La pieza por lo tanto, por políticas de la empresa, nunca puede faltar, por el tema de respaldo y adecuado servicio al cliente aun cuando su pronóstico de ventas sea incierto. Además si llegase a faltar sale más costoso trabajar bajo pedido que verla podrirse en inventario, ya que cuando un cliente la solicita y esta no está disponible, toca pedirla a Marruecos y tarda alrededor de 6 meses.

Por si fuera poco, la pieza no la envían por unidad (no te envían sólo la pieza), la segunda imagen nos muestra la estructura entera del asiento junto con la única pieza que necesitas, ya que es la única forma de lograr que envíen la pieza. 

Por tal razón los concesionarios que se arriesgan a pasar por alto esta pieza que sólo le sirve a uno de sus modelos (autos), deben quitarla de un carro en exhibición (en la vitrina) por cuestiones de servicio al cliente, mientras pierden la oportunidad de vender el carro nuevo hasta que llegue el repuesto. El precio a pagar por una pieza cuyo origen proviene de una sencilla inyección dadas las condiciones descritas anteriormente, resulta ser de alrededor de 2 millones de pesos colombianos, una cifra poco atractiva para muchos de los clientes. Innovo ® con su impresora Inventor, logró contribuir significativamente con la solución. Uno de los clientes de Innovo ® que presta servicios de impresión 3D con la formidable impresora Inventor, propuso realizar una innovadora alternativa para esta situación.

Primero a través de ingeniería inversa realizó un levantamiento de planos para lograr digitalizar la pieza. Una vez digitalizada la pieza, se realizaron unos renders, para simular su apariencia real, antes de ser esta impresa. Una vez impresa, se realizaron exhaustivas pruebas de resistencia de materiales, cumpliendo con todas las exigencias de la regulación proveniente por parte del concesionario. Con la impresión 3D, se pudo trabajar en mejoras en el diseño y en la tolerancia a la torsión (fuerza a la que estaría expuesta la pieza la mayor parte del tiempo).

Bloque de texto e imagen
Bloque de texto e imagen

 

Con todas las mejoras anteriores se logró evitar almacenar existencias físicas de la pieza, ya que estas estarían en un computador y se imprimirían cuando el cliente las solicitara. Además de esto, se evita el hecho de hacer pedidos al exterior, y se evita al mismo tiempo el hecho de incurrir en ciertos costos que ahora no son necesarios como la distribución, almacenamiento, nacionalización y seguridad de la pieza. Por otro lado, hablando un poco sobre las propiedades físico-mecánicas de la pieza se logró un peso 9 veces menor al de la pieza original y una resistencia muy superior en torsión (198 kgf/cm frente a 232 kgf/cm). ¿En la última imagen los invitamos a que nos digan cuál es la pieza impresa y cuál es la original, pueden notar alguna diferencia? 

Por último, lo mejor de la historia es que el precio final de la pieza es sorprendente, es muy pero muy bajo frente a lo que se tiene que pagar por la original, estamos hablando de no más de 80 mil pesos vs 2 MM. La pieza tardó 6 horas en imprimirse, mientras que la original tarda 6 meses en llegar, ya que muy probablemente no estaba dentro del plan maestro de producción y porque además no estaba contemplada en el centro logístico de operaciones de la fábrica, he ahí el porqué de su precio y lo complejo que resulta el proceso. La impresión 3D es sin duda una alternativa muy oportuna para atender aquellos casos que se caracterizan por su bajo volumen, alta exclusividad y especialización. Los ahorros siempre serán significativos al ser estos contrastados con los métodos convencionales y finalmente la mejor parte de todas, es que la impresión 3D proviene de un concepto de fabricación que se llama manufactura aditiva, lo cual quiere decir que se sólo adicionan la energía y el material necesarios para construir la pieza, ni un gramo más y ni un gramo menos, siendo desde este punto de vista siempre amigable con el medio ambiente.

Bloque de imagen y texto
Bloque de imagen y texto

Leave a comment

You must be logged in to post a comment.

  • Ventas on 03/14/2017 16:48:11

    abc